Video 1 | Video 2 | Video 3 |
Video 4 | Video 5 |

Así enseñan educación sexual en la TV pública noruega

Una mujer arrebata la toalla a un hombre recién salido de la ducha. La escena transcurre en un vestuario. Después del desnudo integral, la chica toma asiento y, sin pensarlo dos veces, comienza a tocar todas y cada una de las partes de un pene que, por segunda vez, ocupa al 100% la pantalla. Se aprietan los testículos, se rozan con hielo para que encojan, se estudia semen en un microscopio…

No, pese a las advertencias de Youtube —”el vídeo puede ser inadecuado para algunos usuarios”— no se trata de una grabación porno. La secuencia descrita forma parte de ‘Newton’, el programa con el que la televisión pública noruega quiere contribuir a la educación sexual de los más pequeños.

La aventura comenzó el pasado mes de mayo en el Canal NRK. Entonces, la cadena estatal del país escandinavo emitió ‘Pubertet’, (‘Pubertad’ en español), una mini serie de ocho episodios en la que se explicaban los aspectos más importantes de este periodo vital.

Temas como el crecimiento, el cambio de voz, la aparición de vello corporal, la reproducción o el sexo, se acercan al público infantil a través de un lenguaje fácil, didáctico y directo. Muy directo. “Buscamos ser claros, por eso, para ilustrar cómo el cuerpo de un niño se transforma en el de un adulto, utilizamos modelos reales”, cuenta Erling Normann, responsable de ‘Newton’, el show científico que decidió sorprender a la audiencia incluyendo esta producción. “Huimos de cualquier tipo de connotación sexual”, añade.

Radiografía de ‘Pubertet’

Una fotografía de un miembro viril invade la televisión. Así arranca ‘El pene’, episodio que enseña a la audiencia el complejo mundo masculino. “Ahora que eres pequeño, sólo usarás el pito para hacer pis. Pero más adelante lo necesitarás para más cosas”, saluda Line Jansrud, la presentadora del espacio. Adopta un tono divertido, natural, cercano. Sin introducción previa, comienza la lección.

Temas como el cambio de tamaño del pene, sus distintas partes, la aparición del vello, el crecimiento de los testículos, la producción de espermatozoides o el semen se explican a través de ilustraciones, imágenes captadas por microscopios, esquemas que la periodista dibuja en una pizarra y cuerpos humanos reales que ella señala y toca sin reparo. Todo en no más de seis minutos.

Otra imagen, esta vez de una vagina, da paso al capítulo ‘Vagina y menstruación’. De nuevo, Jansrud escoge fotografías y modelos de carne hueso. Le sirven para enseñar la anatomía de la vulva o situar en un dibujo que pinta sobre la piel ovarios, trompas de Falopio o útero. También palpa los labios genitales y el clítoris. Minutos después, con el objetivo de mostrar los distintos orificios de la matriz femenina, ‘Pubertet’ muestra un molde de plástico. Para explicar la ovulación, opta por huevos.

En lo relativo a la llegada de la regla, el espacio deja a un lado los actores. La presentadora coge líquido rojo, compresas y tampones, y gracias a ellos enseña qué significa la llegada menstrual, el riesgo de embarazo en caso de que el óvulo sea fecundado por un espermatozoide, qué hacer cuando se sangra o el por qué del flujo vaginal que mancha la ropa interior.

“La gran ventaja de ‘Pubertet’ es que se emite en una cadena pública. Además, todos los capítulos están colgados en Internet. Cualquier joven puede tener acceso a ellos”, dice Normann, que confiesa haber visto la serie con sus hijos de 11 años. “Disfrutaron del programa y aproveché la oportunidad para hablar con ellos de sexo”, añade.

Como era de esperar y dada su función didáctica, el programa no tiene límite de edad. Es apto para todos los públicos. “La regulación de medios noruega establece que sólo se aplicará esta barrera cuando el contenido sea perjudicial para el público joven”, afirma el responsable de la producción: “‘Pubertet’ no hace daño a nadie. Todo lo contrario”.

Fuente: Elmundo.es